Belgica

Dormir en una galeria de arte; Mi hotel en Gante.

Hotel en Gante (5)

En una ciudad con tanta historia como Gante, lo más lógico era alojarme en un hotel con el mismo eso histórico. Déjame que te haga una breve introducción a Hotel Verhaegen; es un pequeño hotel boutique a tan solo 5 minutos caminando del puente de San Miguel. Impresionada, así es como me quedé la primera vez que entré a la que fue mi casa durante los 2 días que pasé e Gante.

Si me hubieran dicho que es una galería de arte me lo hubiera creído al 100% y ahora te explicaré porqué.

Hotel en Gante (2)

La historia del hotel

El hotel está situado en un edificio construido en su mayor parte en la 2ª mitad del sXVIII. A lo largo de su larga historia, el edificio ha sufrido varios cambios pero la decoración se ha mantenido casi intacta; el papel pintado de estilo chino en una de sus salas de reuniones, incluso una pintura al fresco con escenas de época en su salón principal que más adelante se combinó con un original color turquesa.

Tras muchos años, llegó de manera casi intacta a sus actuales dueños; Jan y Marc. 2 diseñadores de interiores que, como no, vieron en el edificio un caramelito.Hotel en Gante (3)

A la última en diseño

La casa se divide en 2 zonas,  La planta baja, donde está el salón , el comedor, la cocina y los despachos. Cuando te alojas en un hotel de diseño, puedes imaginar que encontrarás unos interiores de muerte. Muebles antiguos, mesas de mármol, artesanía de todo el mundo y toques de color a cada esquina. Cada sala del hotel tiene su propia identidad pero si hay algo que todas tienen en común es su estilo impecable.

Pero si hay algo que realmente me gustó de la planta baja del hotel fue su jardín secreto. Digo secreto porque está en la parte interior de la casa y no se ve desde fuera. Es un rincón perfecto para sentarse a leer o dar un paseo en su laberinto de setos lejos del ruido y el estrés de las calles gantesas en hora punta.

Si no fuera por el jardín, la casa tendría muy poca luz, pero gracias a las ventanas tiene un está muy iluminada durante el día y a primera y última hora una luz tenue que le da un ambiente relajado.

Una gran escalera de madera da acceso a la planta de arriba. Tendrás la sensación de estar en un palacio. En la planta superior están las habitaciones. Paseando por los pasillos, verás todo tipo de obras de arte, antigüedades y piezas de decoración. Y por supuesto flores frescas, muchas de ellas cogidas del jardín de la casa.

Hotel en Gante (1)

El hotel tiene 4 habitaciones, todas ellas decoradas en un estilo diferente y adecuadas a las necesidades de hoy en día. Son espaciosas, de techos altos y con diferentes zonas. En la zona central, está la cama. Enorme,  ocupando la mayor parte de la habitación. A ninguna de ellas les falta una bañera en la que te puedes relajar después de un día de caminata por las calles de Gante. Y si te gustan los amenities, este será tu paraíso porque hay de todo.

Los desayunos en Hotel Verhaegen son otra locura. Lo eliges una vez haces el check in y lo puedes tomar tanto en la habitación como en el comedor. Puedes escoger entre zumos, cafés bollería, huevos… Hay de todo. Yo la primera mañana lo pedí en la habitación. Es un placer poder desayunar en pijama y con tranquilidad.

Hotel en Gante (6)

Mi opinion

El corazón de HV son Jan y Marc, amantes de su casa y su trabajo y eso se transmite en lo que hacen. Siempre están ahí si lo necesitas y por mucho que madrugues ahí están ellos para prepararte el desayuno y tener un charla entretenida. Si duda además de su pedazo de hotel, el sentirse como en casa es siempre es un valor añadido.

 

¿Te has quedado con las ganas? Reserva una noche en Hotel Verhaegen.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply