Ávila

Restaurante en Ávila; Cinco

restaurante-avila-cinco-5

Cinco es un restaurante de cocina tradicional Abulense, con productos cercanos y de temporada cocinados de forma creativa.

Es el proyecto personal del chef Pedro G. Matos, que es también quien se encarga de servir cada plato a la mesa y hacer su descripción.

El restaurante

Su local se divide en 2 zonas diferentes; el bar y el restaurante.

El bar, algo mas informal está situado en la planta inferior. La decoración, al igual que la de la planta de arriba, es informal y moderna. De ladrillo visto y paredes blancas. Su carta es fija y algo mas sencilla con diferentes platos y tapas para picar.

El restaurante, en la planta de arriba, es una zona muy tranquila y con suficiente espacio entre las mesas como para pasar o charlar tranquilamente sin que los demás escuchen lo que dices.

Tiene carta y también menú degustación que es por lo que finalmente optamos nosotros. Y como no una carte de vinos bastante completa con vinos de Ávila y del resto de D.Os de España.

Con un estilo gastronómico que no entiende de modas porque siempre está de moda disfrutar en la mesa.

 

El Menú degustación

Como siempre fue un acierto optar por el menú cerrado, ya que así puedes tener pequeñas raciones de diferentes platos de la carta y como la selección está hecha por parte de sus creadores, te aseguras de probar lo mejorcito.

restaurante-avila-cinco-1

Aperitivo

Compuesto por 3 bocados diferentes de pescado y carne cocinados en formas diferentes. Mi favorita la albóndiga, para mi sorpresa, pero tenia un sabor exquisito.

Croquetas de patata picante con terrina de manitas de cerdo y migas de torrezno

Soy adicta total a las manitas de cerdo así que me encantaron. Las croquetas me recordaron a las patatas con chorizo de mi madre y las migas de torrezno un acompañamiento muy curioso

Ensalada de quinoa con verduritas y salsa de cereza

Después del plato anterior una opción súper fresca y diferente gracias al toque de cereza.

Crema fría de melón y limón, langostinos ahumados con mayonesa de albahaca y cebollino de Gemuño

Es un plato super vistoso y con una mezcla de sabores increíble incluso en la boca. La única pega es que a mi el melon no me gusta mucho.

Bacalao al pil-pil de sus tripas con garbanzos pedrosillanos, humus y pimentón de Candeleda

Un trocito de lomo de bacalao perfecto para poder seguir comiendo después sobre todo si va acompañado de garbanzos. Me encantó el toque de pimentón.

restaurante-avila-cinco-4

restaurante-avila-cinco-3

 

Risotto de calamares y pulpo con ali-oli de perejil y emulsión de cilantro

Otra de mis debilidades; el arroz. El tacto es bastante meloso y con un sabor indecible. El ali oli es una salsita que lo acompaña y el calamar y el pulpo estaban en su punto.

Roast beef de avileña con tabaco y pimentón de Candeleda, agridulce de Poyales del Hoyo y escabeche de nuestra tierra

Otro de los platos que me encantó. Es un plato frío, con el roast beef hecho en su punto y con una salsa deliciosa. Lo viven con una burbuja con humo para darle el último toque de sabor.

Macedonia de frutas con helado de lima y mouse de violeta

Dentro de no ser muy frutera es un postre que me gustó especialmente por la mousse de violeta. Nunca había probado algo con ese sabor.

restaurante-avila-cinco-6

Vino de Ávila

Yo tenia claro que quería un vino local. Hay zonas que no son tan productoras como pueden ser otras pero en todas las provincias hay alguna que otra bodega.

Entre los diferentes vinos abulenses que había en la carta, no sabíamos cual elegir y Pedro nos ayudó con ello. “Os voy a recomendar un vino de mi pueblo”. Perfecto.

Cenamos con un Hoyanko, de garnacha de Viña Marisa” embotellado especialmente para restaurante Cinco.  Sus productores, habían salvado (como pone en la botella) unas viñas que iban a tener el mismo destino que muchas de las que había en Ávila, donde gran parte del viñedo se está arrancando para dar otro uso a la tierra.

restaurante-avila-cinco-2

Todo al detalle

Había tres tipos de panes diferentes para elegir y un cuentito negro en la mesa, que entrados en materia supimos que era para poner aceite de oliva y untar. Menudo vicio.

La presentación de los platos es otra de las cosas que me gustó. Diferente en cada uno de ellos; plato blanco con una campana, burbuja de humo, pizarra negra… Un poco de todo.

Reservar mesa

Nosotros fuimos a cenar un sábado, encontrar mesa para 2 personas siempre suele ser más fácil que para un grupo más grande. Decidimos llamas y aunque queramos ir a las 22;30 nos recomendaron que fuéramos un poco antes.

Yo siempre hago caso a las recomendaciones, y más vale… Estuvimos más de 2 hrs en el restaurante. Tiempo que pasó volando entre plato y plato pero lo suficiente para darnos cuenta que habíamos ido a una buena hora.

Mi opinión

Es un restaurante de 10 para una escapada como la que nosotros hicimos. Intimo y tranquilo. Con un menu de cocina tradicional; justo lo que estábamos buscando. Muy buena relación calidad precio y con un servicio  impecable. Tanto a la hora de pedir cualquier cosa que necesitáramos, como con la recomendación del vino que estaba exquisito.

5 Restaurante | Ávila

Plaza Mosén Rubí, 5

Teléfono 920 25 21 04

No Comments

Leave a Reply