Bruselas

Mi restaurante favorito en Bruselas; Les Brigittines

Restaurante-Bruselas-Les-Brigittines

Durante mi último viaje a Bruselas tuve la ocasión de cenar en uno de los restaurantes con más encanto de la ciudad. Llegué a el buscando en la web restaurantes de comida típica belga en el que me explicaran su modo de elaboración con ingredientes típicos de la zona, lejos de las famosas frites y los goffres (cosa que también probé).

Les Brigittines, un restaurante en el centro de Bruselas

Me acerqué dando un paseo, la verdad es que está muy cerca de la la Grand Place, a unos 10 minutos a pie. Está situado justo al lado de la iglesia de Notre Dame de la Chapelle.

Al entrar me encantó la decoración de estilo art nouveau, con los detalles en madera, unas lámparas preciosas y una chimenea que le da un toque muy acogedor. El chef Dirk Myny me recibió con la amabilidad de quien te recibe en su casa y me senté en una mesa con el.

Dirk es belga por los cuatro costados y así lo reivindica en su cocina. De madre valona y padre flamenco en su restaurante apuesta por la cocina tradicional belga desde los caracoles de mar a la cerveza, siempre innovando con nuevas técnicas y mezclas.

Me senté en una mesa al fondo del comedor desde la que podía ver todo el restaurante como si fuera la espectadora de una obra de teatro. Vi como fue llegando gente hasta que se llenó completamente y empezó “el baile”.

Entrar hasta la cocina

Nunca antes habia estado en la cocina de un restaurante en pleno servicio. El chef Myny me avisó de que actuarian como si yo no estuviera así que debia tener cuidado poque andarían con los platos y las sartenes calientes de un lado para otro.

Es genial ver cocinar al chef y a su equipo. Gente entregada y que hace su trabajo con pasión para dar lo mejor de si en cada plato y eso se traduce en lo rica que está la comida.

El menú de les Brigittines, Bruselas

Empecé la cena con un pequeño aperitivo muy conocido; aceite de oliva con un poco de pan. El primer entrante fue un tartar de ternera marinado con cítricos y hierbas aromáticas. Fue uno de mis platos favoritos, el contraste entre la ternera marinada y la ternera cocinada del final del tartar estaba delicioso.

Lo recuerdo mientras lo escribo y se la hace la boca agua…

Restaurante Bruselas Brigittines7

El segundo plato tenia un sabor muy peculiar, y es uno de los platos estrella del restaurante; el Zenne pot. Un plato de col y cerco cocinado con la cerveza típica de Bruselas Cantillon; sobre él un caracol de mar. Un plato que mezcla lo mejor de la tierra y de la montaña.

Todo ello servido con una copa de vino ecológico Gros Pet.

Restaurante Bruselas Brigittines7

El siguiente plato que probé era de corazones de pato con setas y su salsa. Estaba buenisimo, aunque he de reconocer que si de antemano me dicen que son corazones, creo que le hubiera dicho que preferia comer otra cosa. Y me habria equivocado.

También probé un tartar de verduras con cítricos muy ligero para comer entre platos más pesados y una croqueta de camarones.

Restaurante Bruselas Brigittines5

Restaurante Bruselas Brigittines1

El último plato fueron carrilleras de ternera con salsa bearnesa y guarnición de verduras. Habia cenado bastante y no pude terminármelo pero me dio una pena terrible porque es una de las carne más tiernas que he comido nunca. Parecía mantequilla.

Por supuesto también acompañada de una copa de vino, en este caso tinto, porque era lo que mejor le iba a la carne.

Restaurante Bruselas Brigittines6

Eso si, por mucho que hubiera cenado siempre hay un hueco para el postre. Una deliciosa tarta de tiramisú con frutas, de las que yo no soy muy amiga, pero me vinieron genial para ayudr a bajar la cena.

Una experiencia gastronómica diferente en Bruselas

Les Brigittines es un restaurante de esos a los que vamos cuando nos queremos dar un pequeño capricho o en una ocasión especial. Su atmósfera es acogedora y el servicio muy amable.

Restaurante Bruselas Brigittines4

Así disfruté además de la cena y el proceso de preparación de cada plato. Una expeciencia única, en una nueva ciudad haciendo un poco de “slow travel” y disfrutando de uno de los mejores placeres.

¿No te dan ganas de viajar a Bruselas y probar?

No Comments

Leave a Reply